Fotograf@s en Zaragoza

Somos un grupo de amantes de la fotografía ligados a Zaragoza, con el objetivo de compartir nuestras fotografías, conocimientos y experiencias y poder conocernos a través de quedadas. Todo el mundo es bienvenido sea cual sea tu nivel.

VILLA BALBIANELLO: Bond, Amidala y Skywalker descansaron allí

17 comentarios

El cine nos transporta muchas veces a espacios desconocidos, a paisajes lejanos, a entornos que quizás nunca disfrutemos al margen de la pantalla grande. Desde esta óptica, como espectadores podemos viajar sin movernos de la butaca.

En esta sección publicaremos fotos tomadas en lugares que han servido de localización o inspiración para ambientar argumentos fílmicos o que guardan una vinculación especial con el séptimo arte.

Comenzaremos trasladándonos a uno de los lagos más profundos de Europa y más grandes del país donde se ubica: el lago de Como, situado al norte de Italia, en la región de Lombardía, con una curiosa forma de “Y” invertida.

El lago de Como, al pie de los Alpes italianos y muy próximo a Milán, es un paraíso para los sentidos por su riqueza natural y la belleza de las poblaciones que lo rodean

Su majestuosidad ha motivado que en siglos pasados ya fuera destino favorito de aristócratas, artistas y dueños de grandes fortunas, cuya huella se sigue mostrando en muchas de las impresionantes mansiones de recreo que construyeron, conocidas con el nombre de villas.

En esta ocasión nos centraremos en una de las más emblemáticas: Villa Balbianello, un lugar de película en el sentido literal y metafórico; muy popular en los últimos años por haberla inmortalizado el cine en varios largometrajes. El título de este reportaje ya da una pista de ello…

Vista del puerto de Lenno

Para acceder a ella lo primero es llegar al centro de la localidad a la que pertenece, Lenno, desde donde parte un camino señalizado de unos dos kilómetros. Pero la entrada peatonal solo está abierta determinados días, por lo que lo más práctico es usar el servicio específico de barcos que parte del puerto.

Villa Balbianello-Puerto de Lenno

La espera del barco que conduce directamente a la villa se ve compensada con una relajante vista de Lenno y su entorno

Hacia Villa Balbianello. Servicio de lancha-taxi

En pocos minutos y en un entretenido paseo, el servicio de lanchas-taxi te permite llegar a Villa Balbianello

En una primera vista a ras de agua, la villa impresiona ya por la singular armonía arquitectónica y paisajística, aprovechando la estructura escalonada de la topografía del pequeño promontorio boscoso conocido como península Lavedo.

Villa Balbianello-Vista general desde el lago

Los orígenes de su construcción se remontan a finales del siglo XVIII, obra del cardenal Angelo Maria Durini, que escogió este espacio como su particular refugio para el estudio y la lectura, haciendo grabar en la piedra de su principal entrada entonces, un pequeño embarcadero con una escalinata que parcialmente se conserva: “fa ciò che vuoi” (haz lo que quieras), como reflejo del espíritu del lugar.

Villa Balbianello-Vista general del embarcadero

A la derecha se aprecia el pequeño embarcadero habilitado actualmente para entrar a la villa

Para erigir la iglesia el cardenal aprovechó los restos de un monasterio de monjes franciscanos, los únicos anteriores habitantes de este rincón del lago, del que aún pueden verse, con la consiguiente restauración, sus dos campanarios.

Villa Balbianello - Iglesia y escalinata

Vista de la iglesia y del acceso original por barco a través de una larga escalinata de piedra

Al fallecer el cardenal en 1797 la villa ya se componía de dos edificios comunicados y, a su lado, de una elegante logia que funcionaba como el puente ideal entre la biblioteca y una sala de música.

Villa Balbianello

Casi todos los caminos están ricamente adornados con vegetación, incluso con esculturas de piedra, como este que conduce a la logia

Villa Balbianello - Logia

La joya de la villa es su logia o galería, cuyos tres arcos hoy están revestidos de ficus, lo que realza su posición privilegiada

La logia, ubicada en el punto más elevado del terreno, se construyó abierta en dos de sus lados a extremos distintos del lago, lo que le proporciona unas vistas inigualables.

Villa Balbianello

Panorama desde la logia

La villa fue heredada por un sobrino del cardenal, el aristócrata y político Luigi Porro Lambertenghi, que siguió disfrutándola como un alojamiento de descanso, destino que mantuvo su siguiente propietario, la familia Arconati Visconti, responsable de la balaustrada de piedra que delimita uno de los niveles del jardín, convirtiéndolo en un enorme salón al aire libre de reunión de artistas y nobles.

Villa Balbianello - Terraza panorámica

En el nivel intermedio de la villa, otra visión espectacular del cuidado jardín y de su entorno

Villa Balbianello - Terraza panorámica

La balaustrada, muy del gusto de la época, se coronó con estatuas, jarrones y querubines entrelazados

Al ir desapareciendo la citada familia, la villa entró en una fase de abandono de treinta y nueve años hasta que, en 1919, el general americano Butler Ames la compró y acometió una costosa recuperación. A su muerte pasó a las manos de Guido Monzino, un importante hombre de negocios milanés, apasionado viajero y coleccionista.

Villa Balbianello - Escultura de piedra

Asomándose a esta ostentosa terraza no es difícil retrotraerse en el tiempo e imaginar lo mucho que han debido presenciar estas figuras pétreas

Villa Balbianello - Encina gigante

A la sombra de la encina gigante, podada de forma que funciona como un geométrico gran quitasol

Monzino transformó la villa en su particular museo, recogiendo y catalogando los numerosos recuerdos de sus expediciones a lugares como la Patagonia, África Ecuatorial, Groenlandia, el Polo Norte e Himalaya. Muchos de ellos aún se conservan en la estructura cerrada de la logia, que contiene una de las más importantes bibliotecas de viajes sobre alpinismo y exploraciones polares, así como, en la primigenia sala de música, una amplia serie de mapas antiguos y una rara colección de viejas estampas del lago de Como.

Villa Balbianello - Arquera

Aunque, en un momento, se nuble el cielo, ello no resta fuerza a las estatuas de corte mitológico que presiden este ámbito de la terraza

Hoy en día, por deseo de Monzino, que falleció en 1988 en esta villa, donde fue enterrado, este complejo pertenece a la FAI (Fondo Ambiente Italiano), la principal fundación de Italia dedicada a la protección y atención del patrimonio artístico y natural italiano.

Villa Balbianello - Arquero

A los pocos minutos se despeja el cielo de tal modo que el lago y sus montañas se iluminan de nuevo de forma especial

Tras unas horas de paseo por sus exteriores, que saben a poco, no se hace extraño que te cuenten que Villa Balbianello es uno de los lugares no solo más turísticos, también de los más frecuentados de la zona para todo tipo de celebraciones, principalmente bodas.

Con tales antecedentes, la ficción cinematográfica no podía ser ajena al encanto de esta villa, siendo Georges Lucas quien la inmortalizó internacionalmente en el episodio dos de su popular saga “La guerra de las galaxias: El ataque de los clones” (Star wars: Episode II- Attack of the clones, 2002), recreando Varykino, la parte de la región de los lagos del planeta Naboo, donde, tras dos intentos fallidos de asesinato, se refugia la senadora Padmé Amidala (Natalie Portman), acompañada de su protector, el aprendiz Jedi Anakin Skywalker (Hayden Christensen). Su historia de amor tendrá un marco especial en ella…

Villa Balbianello - Star Wars. Episode II

Diferentes momentos, ambientados en Villa Balbianello, de “La guerra de las galaxias: El ataque de los clones”: la vista general de la residencia manipulada por ordenador; la llegada de los protagonistas en góndola; el paseo de estos por su terraza panorámica, donde se dan su primer beso; la pesadilla de Anakin, que cuenta a Padmé desde la logia; la boda clandestina que pone cierre al film

El más famoso espía del servicio secreto de inteligencia británico también estuvo aquí. Lo vimos en la tercera adaptación al cine, en 2006, de “Casino Royale”, la primera novela de Ian Fleming, creador del personaje del agente 007.  Tras las versiones estrenadas en 1954 y 1967, Martin Campbell dirige el 21º título que lleva al cine las aventuras de James Bond, esta vez con un nuevo rostro (el sexto) encarnando al irónico agente: Daniel Craig. En la película, tras ser torturado y estar a punto de morir, se recuperará en un tranquilo hospital ubicado en nuestra villa protagonista, donde consumará su romance con la bella oficial del Tesoro británico Vesper Lynd (Eva Green).

Villa Balbianello - Casino Royale

La terraza principal, con James Bond descansando bajo su monumental árbol de más de 15 metros de altura, y el entorno de la logia serán los lugares elegidos para las principales escenas de la parte de la trama de “Casino Royale” que se desarrolla en Villa Balbianello

Y aún podemos destacar otro largometraje que contó con este paraje como localización principal años antes de que llegara George Lucas: “Un mes en el lago” (A month by the lake, de John Irvin, 1995). La historia, ambientada en 1937, se inicia con la señorita Bentley, fotógrafa inglesa interpretada por Vanessa Redgrave, volviendo a su habitual espacio de vacaciones, Villa Balbianello, que esta vez aparece con su nombre real recreando un lujoso hotel ubicado en el lago de Como.  Un nuevo huésped, el Mayor Wilshaw (Edgard Fox), atraerá la atención de Bentley, si bien aquel estará más interesado en otra residente, la joven norteamericana Beaumont (Uma Thurman), con lo que se desarrollará un plural juego de seducciones. Dos curiosidades: la dueña del hotel, la señora Fascioli, la encarna una madura Alida Valli, que declaró que este papel supuso para ella un regreso a casa, ya que vivió varios años en Como y fue allí donde rodó en 1941 “Piccolo mondo antico”, film dirigido por su amigo Mario Soldati; además, a Thurman le encantó tanto el lago que tiempo después repitió estancia como invitada de su amigo George Clooney, dueño de Villa Oleandra, otra popular residencia de la zona.

Villa Balbianello- A month by the lake

En “Un mes en el lago” Villa Balbianello es casi un personaje más, espacio vital donde se conocen los protagonistas y desarrollan sus relaciones de sentimientos encontrados. En este montaje de fotogramas, imágenes del film en el embarcadero, en la terraza principal y en la logia

Como vemos, en las tres historias cinematográficas la villa enmarca momentos de romance entre personajes de orígenes y tiempos bien diversos. Y no es casual, pues, como decía Lord Byron, uno de los ilustres visitantes del lago de Como, “el amor halla sus caminos”, y hay escenarios como este que, sin duda, pueden ser inspiración perfecta.

 

17 pensamientos en “VILLA BALBIANELLO: Bond, Amidala y Skywalker descansaron allí

  1. Un extraordinario reportaje. A partir de ahora, no solo voy a mirar la fotografía de una película, también voy a tener que observar los escenarios donde se desarrollan. Muy buen trabajo.

  2. Interesante reportaje de este bonito lugar inmortalizado por el cine. Gracias por transmitirnos tan bien tus conocimientos cinematográficos.

  3. Muy bueno el reportaje..y por cierto ya se donde me quiero ir a vivir!!!!! ;D

  4. Felicidades por el reportaje. Bellos escenarios y una buena explicación de su historia personal y cinematográfica

  5. ¡Magnífica!!! y como dice Alejandro, yo también me voy a fijar más en los lugares que nos muestran en las películas. 🙂

  6. Mentarme la penosa segunda trilogía galáctica del tío Gilito del cine mundial (también conocido como George Lucas) no sé si es la mejor forma de ponerme de buen humor en este lunes. Especialmente porque en Villa Balbianello se rodaron algunas de sus escenas más penosas.

    Pero he de reconocer que el lugar es de gran belleza. Como el conjunto de los grandes lagos alpinos italianos en general. Y durante años, en mi despacho cuando trabajaba en Huesca tuve puesta una gran fotografía de esta magnífica villa en 50 x 70 cms, que alguien heredó cuando me cambie de puesto de trabajo a Zaragoza.

    Curiosamente, ayer la rescaté para subirla aquí:

    http://deviajeconcarlos.tumblr.com/post/60757779947/villa-balbianello-lago-de-como-italia

    Este tipo de entradas me van a gustar mucho, aviso.

  7. Excelente reportaje y unas imágenes preciosas.

  8. Una entrada muy interesante…. me has dejado con ganas de ver esta villa en una de las películas a las que haces referencia “Un mes en el lago”.

    Será un placer seguirte y aprender de cine con tus reportajes

  9. Ese es un viaje que tengo pendiente desde hace tiempo y que confío en hacer muy pronto. Después de ver este artículo, todavía me apetece. En cuanto al artículo, una delicida Ana. Felicidades. Seguro que va a ser otra de las secciones estrella de este blog. Esperaremos la siguiente entrega con ansiedad. Magnífico trabajo

  10. Genial Ana, una entrada muy interesante, yo me quedo con casino Royale jejeje
    Gracias por compartirlo con nosotros

  11. Súperinteresante. ¿Y por cuánto dices que me venderían la “casita”? :))
    Hoy mismo me voy a la biblio a alquilar Un mes en el lago, que no la he visto.
    El lugar es precioso precioso.

  12. ¡Muchas gracias por todos vuestros comentarios! 🙂

    Milán-Bérgamo tiene vuelos directos (y económicos) desde muchas ciudades españolas, entre ellas Zaragoza, así que visitar el lago de Como no cae tan lejos como parece. Además, como dice Carlos, toda la zona de los lagos italianos alpinos tiene un encanto especial para cualquier viajero; y si te gusta la fotografía ¡prepárate para no dejar descansar a tu cámara!

    Sandra, Villa Balbianello no está a la venta, pero si te interesa otra Villa próxima y con solera, hace ya un tiempo que se anunció que George Clooney quiere vender Villa Oleandra, así que anímate y nos cuentas… 😉

  13. Hola Ana. Magnífico reportaje que me ha hecho recordar mi recorrido fotográfico por los lagos de Lombardía. Te mando enlace por si te apetece echarle un vistazo al álbum de Flickr. http://flic.kr/s/aHsjscqfz8. Un saludo.

  14. ¡Gracias, José Ángel, por tus palabras y por el enlace! ¡Ya he visto cómo disfrutaste por los lagos y tus estupendas fotos! No es de extrañar que todo el grupo de tus compañeros fotógrafos, a los que pillaste en plena acción, tampoco parasen de disparar. ¿A que Villa Balbianello es un lugar perfecto para practicar nuestra afición? Has inmortalizado su logia y algunos de sus rincones en plena belleza 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s