Fotograf@s en Zaragoza

Somos un grupo de amantes de la fotografía ligados a Zaragoza, con el objetivo de compartir nuestras fotografías, conocimientos y experiencias y poder conocernos a través de quedadas. Todo el mundo es bienvenido sea cual sea tu nivel.

Rutas Zgz. Galachos de la Alfranca.

Deja un comentario

A escasa media hora de Zaragoza se encuentran los galachos de La Alfranca, un espacio protegido, desde 1991, en forma de reserva natural dirigida.

Su nombre completo es “reserva natural de los galachos de la Alfranca, Pastriz, La Cartuja y El Burgo de Ebro”. El término galacho es puramente aragonés, y viene a definir el meandro del río (en este caso del Ebro), abandonado en el curso de sus cambios de cauce a lo largo del tiempo, y de la vegetación que surge alrededor de él. Se trata por tanto de un ecosistema ribereño, rico en vida vegetal y animal, porque, aunque son tramos abandonados por el río, siguen recibiendo agua de su cauce a través de filtraciones del nivel freático, lo que hace que sus aguas sean de mejor calidad, por su concentración de nutrientes.

Dada la naturaleza del lugar, mucha de la vegetación que podemos ver es palustre: la espadaña, el carrizo y los juncos campan a sus anchas. El carrizal de la Alfranca es uno de los más extensos de Aragón, y contribuye de gran manera a mantener el equilibrio biológico de la zona: además de favorecer la depuración de las aguas, ofrece refugio para la cría y asilo invernal a algunas aves migratorias. El bosque de ribera, o soto, es otro de sus atractivos: chopos, álamos, fresnos, alisos y olmos, entre otros, ofrecen su ecosistema a la fauna del lugar. Esta fauna es otro de sus alicientes para los amantes de la fotografía de animales: martinetes, garzas reales, garzas imperiales, avetorrillos, ánades reales, pollas de agua, garcetas… Como es natural, las aves acuáticas son mayoría, pero también podemos encontrarnos otro tipo de aves, mamíferos de pequeño tamaño, reptiles y anfibios.

Aparte de su riqueza natural, en este espacio está situado el Centro Internacional del Agua y del Medio Ambiente (CIAMA), un proyecto que se presenta como modelo innovador en la interpretación y disfrute del medio natural. Para ello la DGA restauró los edificios y jardines de la antigua finca de la Alfranca y completó el conjunto con un jardín de rocas, a modo de juego tipo la oca (incluso con su puente, noria y laberinto), donde podemos ver una muestra de rocas y minerales de Aragón, así como una enorme torre de madera a modo de observatorio.

El galacho de la Alfranca es el más grande, pero no el único de la reserva. En sus más de 800 hectáreas podemos ver también el galacho de La Cartuja, más pequeño, y el galacho del Burgo de Ebro, con presencia de agua solo en las crecidas del río, ambos en la orilla opuesta. Podemos también atravesar sus sotos, con nombres tan curiosos como de Benedicto, del Francés, de la Mejana, de Nis, del Rincón falso.

El lugar invita a recorrerlo con tranquilidad y tenerlo tan cerca incluso nos da la posibilidad de hacerlo a menudo y a diferentes horas con lo que, seguramente, conseguiremos unas estupendas fotografías.

Algunos consejos prácticos: el primero… hay bar, por lo que incluso podemos disfrutar de un momento de relax estilo FeZ. En primavera-verano un remedio anti-insectos va a venir muy bien. En otoño-invierno, la ropa de abrigo será de agradecer. Pero el mejor consejo que se puede dar es… disfrutar. Disfrutar con tranquilidad de todo lo que ofrece.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s