Fotograf@s en Zaragoza

Somos un grupo de amantes de la fotografía ligados a Zaragoza, con el objetivo de compartir nuestras fotografías, conocimientos y experiencias y poder conocernos a través de quedadas. Todo el mundo es bienvenido sea cual sea tu nivel.

Philippe Halsman, la creatividad más sorprendente

7 comentarios

Philippe Halsman_Caixaforum_AtmosferacinePhilippe Halsman (Riga, 1906- Nueva York, 1979), hábil navegante en el océano de la imaginación, con su dominio de la técnica fotográfica nos regaló retratos icónicos de celebridades de todos los ámbitos, sugerentes e inspiradoras puestas en escena y su personal jumping style. Salvador Dalí, Marilyn Monroe, Jean Cocteau, Alfred Hitchcock e incluso Albert Einstein, son algunos de los muchos rostros inmortalizados por Halsman en instantáneas reconocibles en cualquier parte del mundo.

Tuvo muy presente en su carrera el imperativo que sabía que Serguéi Pávlovich Diáguilev, fundador de los Ballets Rusos, había lanzado al joven Jean Cocteau cuando este le preguntó lo que precisaba para poder colaborar con él: “¡Sorpréndeme!”. Máxima que aplicó constantemente, erigiéndose en todo un exponente del potencial creativo de la fotografía.

Utilizando la respuesta de Diáguilev en su título, una completísima retrospectiva de la obra de Halsman, por primera vez en nuestro país, recaló de julio a noviembre de 2016 en CaixaForum Barcelona, desde donde pasó al CaixaForum Madrid, que la exhibe hasta el próximo 26 de marzo.  No viajará a más ciudades españoles, así que entramos en la recta final para disfrutarla. Quien esto suscribe la visitó en Barcelona y hace unos días en la capital madrileña, considerándola una de las muestras fotográficas más amenas y ricas para todos los públicos que recuerda. He aquí un paseo en imágenes por parte de su variado contenido.
Philippe Halsman_Caixaforum_Atmosferacine

Ya en el hall de la exposición se nos ofrece un representativo aperitivo de su suculento y diverso menú fotográfico: un photocall donde emular un tipo de capturas que fueron una de las señas de identidad de su autor, creador de una serie titulada “Jumpology”, para la cual animaba a todos sus modelos a soltarse y expresarse libremente mientras saltaban ante su cámara.

Sus inicios en París, años treinta

Siendo adolescente, en 1921, Halsman ya descubre el milagro de la imagen fotográfica gracias a una antigua cámara de su padre y al revelado casero de sus placas de vidrio, si bien opta por formarse en ingeniería eléctrica. Será tras llegar a París, en 1931, con el apoyo del cineasta científico Jean Painlevé, que le facilita el mejor equipo fotográfico disponible entonces (una Kodak 9×12) y lo invita a participar en algunos de sus proyectos, cuando decide dedicarse a una actividad emergente: la fotografía publicitaria, trabajando para revistas como Vogue y Harper’s Bazaar, publicaciones de cine como Pour vous y diarios como Le Journal.

En 1932 abre su estudio de retratos en el barrio de Montparnasse, donde fotografió a renombrados artistas, lo que incrementó su clientela. El primero fue el escritor francés André Gide, que en 1947 recibiría el premio Nobel de Literatura, seguido por otros grandes novelistas galos como André Malraux (que pocos años después de este retrato, entre 1938-1939, dirigió un peculiar film dentro de la cinematografía franco-española: “Sierra de Teruel“).

Philippe Halsman_Caixaforum_Atmosferacine

De izquierda a derecha, André Gide y André Malraux

Conectó con las premisas del movimiento de la Nueva Visión, que promocionó en el marco de tres exposiciones en la Galerie de la Pléiade de París, entre 1936 y 1937; una primera monográfica dedicada a sus retratos y desnudos y otras dos colectivas. Este texto introductorio de su primera exposición ilustra bien su concepción de la fotografía: “La fotografía dejó hace mucho de imitar a otras artes. Se ha emancipado gracias a los avances técnicos y a un uso cotidiano en la prensa. Su objetivo es documentar a su propia manera, con claridad y precisión; no obstante, aspira en última instancia a ir más allá del registro de imágenes, a ser una obra de arte justamente por la verdad y la belleza tanto de la imagen como de la mirada”.

Halsman_Galerie de la Pléiade

Invitaciones a las exposiciones de la Galerie de la Pléiade, una de las primeras galerías parisinas de arte que promovió muestras fotográficas

Aunque utilizaba diversas cámaras, su interés por las de gran formato y sus conocimientos como ingeniero le llevaron en 1936 a diseñar una propia con doble lente y un visor encima del objetivo que le permitía alinear la visión ocular con la de la máquina. Se materializaron dos versiones: el primero en caoba, en París a finales de los años treinta, y el segundo en 1947, fabricado por la Fairchild Corporation.

Camera_Philippe Halsman

Diseño de los planos de su cámara, cuya fabricación en madera de caoba la encargó al nieto del ebanista que había creado la primera cámara de Louis Daguerre

En esa década, en concreto en 1934, conoce a la joven fotográfa Yvonne Moser, con quien se casa en 1937, colaborando juntos desde entonces.

El retrato como documento psicológico

Desde sus comienzos, Halsman buscó cristalizar el carácter de sus modelos en imágenes sencillas pero concentradas en una forma muy cuidada. Además, supo aprovechar al máximo la iluminación como herramienta de caracterización, de modo que con focos  proyectados desde diferentes ángulos componía todo un repertorio de retratos de un mismo sujeto, convirtiendo el rostro en un paisaje de múltiples posibilidades. En sus primeros pasos autodidactas, le influyó especialmente Helmar Lerski, fotógrafo vanguardista cultivador del claroscuro que también trabajó como operador de cámara y experto en efectos especiales en el cine (entre otros títulos del expresionismo alemán, en “Metrópolis”).

Helmar Lerski_Philippe Halsman

Retrato de Halsman de Helmar Lerski de 1935

Philippe Halsman_Caixaforum_Atmosferacine

Mendigo, tres estudios de cabeza de 1937

Philippe Halsman_Caixaforum_Atmosferacine

Estudios de expresión del actor Michel Vitold, 1937

La Segunda Guerra Mundial le lleva a emigrar con su familia a Nueva York, donde pronto adopta los códigos de la cultura estadounidense, insertándose con éxito en la actividad editorial de numerosas publicaciones. Muestra de ello: fue el fotógrafo con mayor número de portadas (101) de Life, primer semanario de actualidad articulado en torno a la imagen fotográfica.

Philippe Halsman_Caixaforum_Atmosferacine

Halsman, con motivo de la publicación de su centésima portada para la revista Life reconoció: “Es como ganar cien veces una competición de muy alto nivel”

Cuando tales ideas no eran tan fáciles de realizar como ahora con las técnicas digitales, llamaban la atención sus composiciones de corte introspectivo o simbólico. Entre los numerosos ejemplos de la exposición: la imagen de personajes bullendo en la cabeza de Edward Albee, considerado uno de los mejores dramaturgos estadounidenses, retratado en 1961 cinco años antes de que su célebre novela “¿Quién teme a Virginia Woolf?” se adaptase al cine; la metafórica hegemonía de un primer plano de Bobby Fischer en contrastado blanco y negro sobre un tablero de ajedrez; la dualidad del productor teatral David Merrick, promotor de exitosos trucos publicitarios, y el guiño al particular empleo del color de Andy Warhol en cuatro fotos que homenajeaban una de sus más recordadas obras.

Portraits_Philippe Halsman_Edward Albee_Bobbie Fischer

Edward Albee y Bobbie Fischer

David Merrick_Philippe Halsman

David Merrick

Halsman_Andy Warhol_Caixaforum_Atmosferacine

Andy Warhol

El boxeador Cassius Clay y la actriz Gloria Swanson

El hombre de las expresiones

Fruto de un encuentro casual con el actor francés Fernandel en 1948, Halsman concibió su primer libro, publicado un año después y su mayor éxito comercial: “The Frenchman”. El punto de partida era una ficticia entrevista de una puritana periodista estadounidense, contestada mediante las expresiones faciales del famoso cómico. La propuesta enriquecía su originalidad con la maquetación: las preguntas figuraban en una página y, propiciando un efecto sorpresa, las respuestas con el rostro a gran escala del actor en la siguiente. La enorme popularidad que alcanzó le abrió las puertas para trabajar con numerosos comediantes norteamericanos como Bob Hope, Groucho Marx, Carol Channing, Jimmy Durante y Donald O’Connor, y su modelo de publicación fue imitado por otros autores y repetido por él mismo posteriormente introduciendo variantes en la formulación de los textos.

La exposición recoge como muestra del libro cinco retratos de Fernandel en contestación a sendas preguntas:

  1. ¿No piensa usted que la superioridad del arte moderno se debe a que su atrincheramiento en el ámbito de la irrealidad le permite invadir la esfera libidinal del subconsciente?
  2. ¿Sabía usted que Lana Turner viaja en su mismo barco?
  3. ¿Hoy día el francés medio sigue pellizcando a las chicas guapas en las muchedumbres?
  4. Una vez pagados los impuestos y las comisiones a los agentes, ¿se las puede uno apañar en Francia sin tener que recurrir a sus ahorros?
  5. ¿Qué medidas ha tomado el gobierno francés para aumentar el índice de natalidad?

    Respuestas: 1 en el extremo izquierdo, 2 superior izquierda, 3 inferior izquierda, 4 superior derecha, 5 inferior derecha

    The Frenchman_Philippe Halsman_Fernandel

Cuidadas composiciones y puestas en escena

Su gusto por la escenografía y su ingenio lo desplegó en sus reportajes, favorecidos por los medios que las revistas ponían a su disposición. Así por ejemplo, en 1949, por encargo de Life para promocionar la película “El águila de dos cabezas” de Jean Cocteau, con el fin de conseguir diferentes retratos surrealistas del cineasta reunió para la sesión varias modelos y dos bailarines, una boa constrictor viva, una docena de palomas y un maniquí.

Jean Cocteau_Philippe Halsman

Jean Cocteau, artista multidisciplinar, en retratos de Halsman

Entre las campañas publicitarias vinculadas al séptimo arte en las que participó, CaixaForum muestra varias fotografías divulgativas del largometraje “Los pájaros“, subrayando la ironía de su director Alfred Hitchcock, al que Halsman también retrató durante las conversaciones con Truffaut mientras este le entrevistaba para su futuro libro “El cine según Hitchcock”.

Halsman_Alfred Hitchcock_The birds_Truffaut_Foto AtmosferacineHalsman_Alfred Hitchcock_The birds_Foto Atmosferacine

Dime cómo saltas y te diré quién eres

Una peculiar manifestación de su retrato psicológico la plasmó en “Philippe Halsman’s Jump Book” (El libro de los saltos de Philippe Halsman, publicado en 1959), donde recogió más de 170 retratos de un proyecto que inició a principios de la década de 1950. Al concluir sus sesiones de encargo, en ese mismo espacio, Halsman pedía a sus modelos si no les importaba saltar ante su cámara. Se trataba de capturar imágenes espontáneas, centrada la atención de la persona más en el salto que en el objetivo. La postura, la expresión del rostro, la energía del movimiento, detalles todos reveladores de la personalidad del retratado. Concluye el libro con una foto del propio Halsman saltando en una playa y una pregunta: How do you jump? (¿Cómo saltas tú?).

Halsman_Jumpology_Ray Bolger

Versatilidad en los saltos: Ray Bolger, actor conocido por su papel de “El Espantapájaros” en “El mago de Oz”

Halsman_Jumpology_Dean Martin_Jerry Lewis

En un “más difícil todavía”, Halsman no se limitó a fotos de saltos individuales. Dean Martin y Jerry Lewis fueron una de las parejas que se desmelenó ante su cámara, siendo uno de sus saltos juntos portada de la revista Life en 1951

Su poliédrica mirada sobre Marilyn Monroe

La mirada fotográfica de Halsman fue esencial en la creación de la imagen icónica de Marilyn Monroe. La conoció cuando en otoño de 1949 la revista Life le encargó un reportaje sobre ocho jóvenes modelos aspirantes a actriz. Debía fotografiarlas reaccionando ante cuatro situaciones determinadas (frente a un monstruo, escuchando una historia divertida, tomando su bebida favorita y durante un beso). Halsman destacó sus aptitudes ante la cámara, declarando que “sabía seducir al objetivo mejor que ninguna actriz que haya fotografiado”. Philippe Halsman_Caixaforum_Marilyn Monroe_Atmosferacine

En 1952 lo ratificó en un nuevo reportaje que le asignó Life donde, en instantáneas en blanco y negro y color, capturó su cotidianidad en su apartamento y su talento interpretativo en diversos simulacros, como las actitudes que adoptaría para obtener un papel; además, una de esas imágenes, con un seductor vestido palabra de honor, supuso la primera portada de la actriz para la revista (el 7 de abril), un gran apoyo para la promoción de su carrera.

Marilyn Monroe_Philippe Halsman

Diversos momentos de la escenificación de la estrategia de la seducción

Philippe Halsman_Caixaforum_Marilyn Monroe_Atmosferacine

En su tercer encuentro en 1954 en su estudio de Nueva York, Monroe ya era una actriz reconocida (estrenadas “Niágara”, “Los caballeros las prefieren rubias” y “Cómo casarse con un millonario”) y Halsman consiguió capturarla en un espontáneo salto, si bien cuando le explicó su concepto de jumpology la actriz sintió miedo de revelarse con naturalidad y no quiso seguir saltando. Cinco años tardó en acceder al proyecto, con la oferta de Life de ser portada de la revista (en su número de 9 de noviembre) ilustrando un artículo sobre la jumpology de Halsman. Más de 200 saltos durante casi tres horas hasta conseguir el salto ideal.

Philippe Halsman_Marilyn Monroe_Jumpology

Cinco años tuvo que esperar Halsman para que Monroe se prestase a una completa sesión de saltos frente a su objetivo. Subrayando su complicidad, incluso el fotógrafo participó con ella, capturado el instante por su esposa Yvonne.

En años sucesivos Halsman, partiendo de retratos tomados de la actriz, jugó con variaciones de su imagen, como la que compuso, a instancia de Salvador Dalí, como un híbrido del presidente chino Mao Tse-Tung para la portada de la edición francesa de la revista Vogue de diciembre de 1971-enero de 1972.Philippe Halsman_Caixaforum_Marilyn Monroe_Atmosferacine

Halsman_Marilyn Monroe_Mao_Dali_Vogue_Caixaforum

Marilyn Mao Monroe en la portada de la versión francesa de Vogue

La fructífera colaboración con Salvador Dalí

En 1941 coincide con Dalí fotografiando sus diseños de vestuario para el proyecto “Labyrinth”, interpretado por los Ballets Rusos en la Metropolitan Opera House de Nueva York. Continúan trabajando en encargos comunes vinculados sobre todo con ballets, si bien promueven también obras propias, como “Dalí Atomicus”, “Escultura de Luz” y “Voluptate Mors”, donde se evidencia su complicidad y el multiplicador efecto visual de sus respectivos universos imaginativos.

El caso de “Dalí Atomicus” encuentra amplio espacio en la exposición. Se explica cómo Halsman se inspiró en el cuadro de Dalí “Leda Atómica”, en el que sus elementos parecen flotar en el aire. En palabras del fotógrafo: “Colgué dentro del estudio un caballete y otros objetos con hilos invisibles, y también una gran fotografía de Leda Atómica. Coloqué a dos ayudantes a la izquierda de la cámara y a otros dos a la derecha. Tres de ellos tenían un gato en brazos y el cuarto un cubo lleno de agua. Conté en voz alta hasta cuatro: a la de tres, los asistentes tenían que tirar los gatos y el agua. Y a la de cuatro, Dalí debía saltar, mientras los gatos y el agua estaban aún en el aire”. Tuvo que repetirse 26 veces hasta obtenerse la composición deseada. La sesión duró cinco horas y, como concluye Halsman: “tanto el fotógrafo como el modelo terminaron incluso más agotados que los gatos”.

Halsman_Dali Atomicus

Dalí Atomicus, la foto final y varias de sus tomas fallidas

Uno de sus proyectos más originales y aún hoy impactantes es “Dali’s Mustache” (El bigote de Dalí), o cómo aprovechar el carácter excéntrico de un genio concentrándose en su particular atributo capilar. En 1953 se publica, siguiendo el picture book anterior con el actor francés Fernandel, como una entrevista fotográfica, de modo que en una página aparecía una pregunta de Halsman al pintor y en la siguiente se mostraba su respuesta en forma de imagen con una frase.

Halsman_Salvador Dali_CaixaforumPhilippe Halsman_Caixaforum_Bigote Dali_Atmosferacine

Halsman_Salvador Dali_CaixaforumHalsman_Salvador Dali_Caixaforum

Halsman_Salvador Dali_CaixaforumHalsman_Dali_Chaos and creation

Especial mención al film de corte experimental que abordaron en común, que puede verse al final de la exposición: “Chaos and creation”, de 1960. Dalí, muy interesado en el cine, como ejemplificaron incursiones muy sonadas, caso de sus diseños para “Recuerda” de Hitchchock y de sus dibujos para el malogrado corto de animación de Disney “Destino” (que vio finalmente la luz tiempo después, como escribí aquí), quiso desarrollar también su faceta creativa en este ámbito. Con guion y dirección firmados por pintor y fotógrafo, la grabación se concibió como una performance representada por el propio Dalí para ser proyectada en la Fifth Annual Convention on Visual Communications, celebrada en el hotel Waldorf en Nueva York.

El humor de sus autorretratos

En la exposición se pone también de relieve el gran sentido del humor de Halsman, tanto en la ironía de muchos de sus trabajos para terceros como a la hora de reflejar su imagen o la de su familia, no en vano declaró: “En mi obra seria me esfuerzo por hallar la esencia de las cosas y persigo objetivos quizás inalcanzables. Por otro lado, todo lo que tiene que ver con el humor ejerce sobre mí una gran atracción y mi vena infantil me empuja a todo tipo de proyectos frívolos”. Como ejemplos de ello pueden contemplarse numerosas felicitaciones familiares de Navidad, fotomontajes que se convirtieron en tradición y que a menudo contenían chistes visuales.

Halsman_Family_Portrait

Retrato de la familia Halsman y el rostro del fotógrafo como Mona Lisa, al hilo de la exposición del cuadro en el Metropolitan Museum de Nueva York

Halsman_Caixaforum

A la postal navideña del centro le acompaña la frase: “Sentimos el retraso. Nos retuvo Papá Noel”

La influencia de Halsman ha persistido en el tiempo. En su número de 31 de diciembre de 1999, cuando la revista Time proclamó a Albert Einstein la persona más importante del siglo XX, utilizó para su portada el retrato que Halsman le había realizado en su casa en Princeton, Nueva Jersey, en 1947, que también fue reproducido en un sello estadounidense en 1966.Halsman_Albert Einstein_Stamp

Philippe Halsman_Self-portraitPhilippe Halsman_Sorpréndeme_CaixaforumUna exposición que descubre ampliamente el enorme talento creativo, pleno de agudeza y jovialidad, de Philippe Halsman. Todo un deleite para cualquier amante de la fotografía o del cine.

Anuncios

7 pensamientos en “Philippe Halsman, la creatividad más sorprendente

  1. Muchas gracias por acercarnos a esta magnífica exposición, un texto muy interesante muy bien acompañado por las fotografías.

    Lamentablemente no podré disfrutarlo en persona, así que todavía agradezco aun más que nos la hayas traído al blog.

  2. Muy bien aprovechada y detallada la exposición. Vista en directo y a través de ti, gana gana…. Volveré. Seguro que algo me dejé en el tintero.

  3. Pingback: Encuentro con Beatriz Orduña, primer acto del III Encuentro fotográfico de Aragón | Fotograf@s en Zaragoza

  4. Disfrutė y aprendí mucho en esta exposición tan bien montada en CaixaForum Madrid. Muy emocionante la trayectoria fotogråfica de Halsman que tuvo la oportunidad de hacer personalísimos retratos de destacados personajes de su época. Tu reportaje es fantåstico.

  5. gracias por la exposición y por compartirla

  6. Un artículo muy completo sobre la exposición de Halsman!! Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s