Fotograf@s en Zaragoza

Somos un grupo de amantes de la fotografía ligados a Zaragoza, con el objetivo de compartir nuestras fotografías, conocimientos y experiencias y poder conocernos a través de quedadas. Todo el mundo es bienvenido sea cual sea tu nivel.

Bajo las aguas

4 comentarios

Martes 29 de abril de 1969. Esta fecha siempre quedará en la memoria de los últimos habitantes de Mediano, el viejo. Siete vecinos con fe hasta el último momento y prisas por recoger las pertenencias que tenían para salir corriendo de su hogar. 47 años después, el “alma” del pueblo está allí, a veces bajo las aguas del pantano, otras a la vista, pero el paisaje es otro. Salvo la torre de la iglesia y poco más, el resto está completamente derruido, al principio por el empeño del agua de ocuparlo todo, y al final por el empeño del hombre de manejar a la naturaleza y de quebrar su propia historia.

Embalse de Mediano, Huesca

 

Para bien o para mal, el daño ya estaba hecho. Hoy en día, el embalse de Mediano, uno de los mayores de Aragón, da servicio a numerosos municipios, además de aportar producción eléctrica a la red nacional. Por el camino se quedaron historia, patrimonio y recuerdos: los de los habitantes del viejo Mediano. Para comprender un poco más de la historia de este lugar, os recomendamos ver el estupendo documental Mediano. La memoria ahogada.

Tras la aprobación, en 1965, de la ampliación del embalse, Mediano tenía los días contados. Hasta entonces los “bufanapos” (así llamaban a los habitantes del lugar) crecían en un pueblo, pequeño sí, pero con perspectivas de crecimiento (en treinta años había doblado su población), al contrario que en otros municipios de la región, en clara recesión. Hasta el último día de su vida “en seco” tuvo habitantes Mediano. A partir de ahí, el agua ocupó todo, casas centenarias, campos agradecidos, rincones con historia…. y de paso anegó los sueños de futuro de todos sus habitantes.

 

Embalse de Mediano (Huesca-Aragón-España), Reto "Frío", FEZ.

A veces, cuando la sequía azota estas tierras, la naturaleza tiene a bien mostrarnos lo que queda de este pueblo. La torre de su iglesia, llamada de Santiago apóstol o de la Asunción, del siglo XVI, se muestra todavía orgullosa, desafiante, asomando su campanario, en muchas ocasiones, por encima del nivel del agua, penitente, como tomando aire. A su lado el esconjurador, un pequeño edificio que se usaba para guardar bienes de uso de la iglesia y, en otros tiempos, para conjurar los maleficios. Todo lo demás yace semiderruido, hasta hace unos años, y derruido del todo después, al ser dinamitado para evitar accidentes. Incluso su ermita, llamada de Monclús, situada en el monte al otro lado del río, fue volada en unas maniobras militares en 1979.

Mediano desierto en la montaña

Son muchas las historias alrededor de este lugar. Tal vez la más conocida sea la del puente del diablo, leyenda que se contaba al calor del fuego, frente a la chimenea, donde las historias se hacen leyendas, en las noches frías del invierno pirenaico:

“En la época en la que los musulmanes amenazaban nuestras tierras y sitiaban el pueblo, Don Pedro, señor de Mediano, descreído de Dios y cruel con los suyos, apurado por el aislamiento impuesto por los moros y ansioso del auxilio de los reyes vecinos que no podían cruzar el río Cinca, crecido y bravo, para ayudarle, y ante la ineficacia de los rezos para que amainara el ímpetu del río, se dirigió a la cueva en cuyo fondo decían que Satanás hacía tratos. Pronto se le apareció el innombrable dispuesto a cobrarse otra alma. Tras la negociación, Mediano perdería a sus tres más bellas doncellas a cambio de un puente, construido esa misma noche, antes de que cante el gallo, que haría llegar el auxilio necesario. Cayó en la cuenta, tarde, Don Pedro, que dos de las tres doncellas eran sus propias hijas. Esa misma noche, Lucifer puso a trabajar todos sus espíritus maléficos para acabar el puente antes del amanecer. Al darse cuenta del calado de su apuesta, al señor se le ocurrió la idea de hacer cantar un gallo antes del amanecer. Pero el diablo es un viejo sabio, precisamente por viejo: no hallaron un solo gallo vivo. Todos se pusieron a rezar, entre nervios y sollozos. Tan solo la hija mayor del señor guardó la compostura. Ya estaba el puente casi acabado y tan solo faltaba una piedra, la central, para ser acabado, cuando un gallo cantó y el diablo y sus espíritus desaparecieron entre aullidos y disgustos. Milagro gritaron todos, hasta que descubrieron el truco: la hija mayor del señor había imitado a la perfección el canto del gallo. Y, lista como era por ser mujer, y aragonesa además, esperó hasta el último momento para que el puente quedara terminado sin tener que pagar tributo por ello. El puente, llamado del diablo a partir de entonces y falto de su última piedra, salvó a Mediano de la ocupación morisca”

 

~~~~

…En la torre, las palomas de Mediano
sueñan casas bajo el agua del pantano.
Sueñan vidas, vida y muerte: sueñan gatos
y miguicas de pan blanco en el tejado.

Sueñan tejas donde sólo queda barro.
Sueñan fuentes donde el agua se ha estancado.
Sueñan nubes que pasaron hace tanto…
Aquél mundo, un reflejo en el pantano….

~~~~

La Ronda de Boltaña

Fotografías de Antonio Hurtado, Anu Medina, José Marqueta y equipoFeZ.

 

Anuncios

Autor: Alejandro Lambán Herrero

Aragonés. Amante de la fotografía, de la charla entre amigos, de la vida tranquila... Siempre intentando aprender.

4 pensamientos en “Bajo las aguas

  1. Un excelente artículo, Alejandro, como recuerdo a ese espacio que en su día fue el hogar de todo un pueblo. Caso de la periodista Maite Cortina, prematuramente fallecida en agosto de 2015, nacida en Mediano, donde pasó su juventud, responsable de la dirección, junto al realizador Roberto Roldán, del estupendo documental que mencionas: “Mediano. La memoria ahogada”, producción de 2010 de Aragón TV.
    Fotografías, audiovisuales, canciones… todo es importante para preservar viva nuestra historia.

  2. Adiós barquitos hundidos … Adiós.

  3. Magnífico artículo narrando un acontecimiento histórico de nuestra Comunidad. Decisiones que benefician a muchos con el tiempo pero que si te pillan en el lado de los perjudicados son difíciles de entender.

    Como siempre, muy bien documentado y con una magnífica narrativa. Sigo pensando que equivocaste tu profesión.

    Gracias por esta nueva joya para el blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s