Fotograf@s en Zaragoza

Somos un grupo de amantes de la fotografía ligados a Zaragoza, con el objetivo de compartir nuestras fotografías, conocimientos y experiencias y poder conocernos a través de quedadas. Todo el mundo es bienvenido sea cual sea tu nivel.

Exposición Georges Méliès, la magia del cine

3 comentarios

“Hagas lo que hagas, ámalo”, le recomendaba Alfredo a Totó al despedirse en “Cinema Paradiso“. Una de las claves del éxito que ejemplificó en su vida Georges Méliès (1861-1938), enamorado de la magia, primero, y del cine, después, lo que supo transformar en una desbordante creatividad que cautivó al público de su época. Y como muchos pioneros, su pasión le llevó a asumir riesgos que hubieran evitado la mayoría de los mortales, tomando como brújula sus vocaciones y transformando los obstáculos en desafíos.

De su vida, de su obra y de las fuentes culturales, estéticas y técnicas de las que se sirvió para regalarnos su particular universo de fantasía, se ocupa la exposición “Georges Méliès, la magia del cine“, organizada por la Obra Social “la Caixa” en colaboración con La Cinémathèque française, que entra en su recta final de exhibición, hasta el próximo 8 de mayo, en CaixaForum Zaragoza y que ningún cinéfilo o amante del poder de la imaginación debería perderse. Nuestro grupo asistió a una más que interesante visita guiada de la que dejamos testimonio gráfico en este reportaje.CaixaForum Exposición Méliès - Foto de Kino Jam

Para entender mejor el tiempo al que nos transporta la muestra, nuestra guía nos hizo pensar en las principales fuentes de entretenimiento de finales del siglo XIX, época muy alejada de nuestro mundo audiovisual multipantalla (imaginémonos sin televisión, ordenador, móvil): el circo, las marionetas, la danza, las ferias, el teatro, como principales actividades de ocio de aquellos años, serían precisamente la atmósfera que respiró el pequeño Méliès y que alentó sus primeras inquietudes artísticas. Especialmente fascinante le resultaba el ambiente poético y misterioso creado por las sombras chinescas y por la linterna mágica.

Exposición Georges Méliès - Caixaforum Zaragoza

Admirando a Georges Méliès o el poder de seguir atrapando las miradas.

Ante las amenas explicaciones de nuestra guía Paula, simultaneando la atención con disparos fotográficos a tantos curiosos objetos cinematográficos de nuestro alrededor.

Figuras mecanizadas de metal y madera atribuidas a Dominique Séraphin (1747-1800), famoso titiritero francés gracias a sus sombras chinescas, uno de los primeros espectáculos donde se vinculaba el juego de luces, movimiento y la puesta en escena.

Hijo menor de un rico fabricante de calzado, tras la oposición de este a que estudiara bellas artes (a pesar de sus grandes dotes para el dibujo, que rentabilizaría posteriormente), fue en una estancia en Londres en 1884 impuesta por su padre para completar su formación en los negocios familiares, donde descubrió su primera pasión: la prestidigitación. Por eso, cuando cuatro años después su progenitor se jubiló, se desmarcó de la vida cómoda que le hubiera facilitado seguir la senda industrial y optó por recibir su parte de la herencia e invertirla en arrendar el teatro más pequeño de París pero que había pertenecido a su admirado Jean Eugène Robert-Houdin, considerado el padre del ilusionismo moderno. Con ello también adquirió muchos de los célebres aparatos trucados creados por este mago a lo largo de su brillante carrera, lo que le sirvió para sus primeros espectáculos públicos, campo de experimentación que luego trasladaría al cine.

Robert Houdin_Georges Melies

-Melies - Expo CaixaForum 03

Aunque juguetes ópticos como el praxinoscopio y el zoótropo ya anticiparon el potencial hipnótico de las instantáneas en movimiento, Méliès quedó perplejo ante el descubrimiento en 1895 del invento de los hermanos Lumière. Enseguida quiso comprarles su cinematógrafo para su teatro, pero estos se negaron por considerarlo un mero aparato científico que tendría efímero éxito como espectáculo. Su escasa visión comercial no desanimaría a Méliès, que recurrió a un óptico londinense para conseguir una primera cámara con la que lanzarse a esta nueva “alquimia con la luz”. Su estilo fantasioso, frente al documental y realista de los Lumière, creando imaginativas historias en las que cristalizaba todo su bagaje anterior, encantó al público, lo que le animó a dar un paso más en su carrera en el “arte del engaño”.

Exposición Georges Méliès-La magia del cine (01)

Varias copias facsímil de praxinoscopios de Émile Reynaud, su creador, que podemos manipular y hacer rotar a nuestro antojo, nos permiten ver las evoluciones de sus figuras, como la de una niña saltando a la comba. Mientras, en el telón de fondo, se proyectan otras muestras animadas, como la de un malcarado hambriento que devora a un infeliz hombrecillo.

La sucesión de imágenes como precursora de la técnica cinematográfica o la “escritura del movimiento”. Experimentos de Étienne-Jules Marey, inventor de la cronofotografía.

La magia del movimiento interesa a todas las edades.

“Las películas tienen el poder de capturar los sueños”

Convencido de esta máxima, Méliès, ante las dificultades de rodar sus historias trucadas al aire libre, decidió construir en su propiedad de Montreuil su propio espacio de filmación, un cruce de teatro con los talleres acristalados fotográficos que solían existir en las plantas altas de las casas. Equipado con foso, bastidores y camerinos, fue ampliándolo progresivamente para avanzar en sus imaginativas estrategias, que le llevaron a explotar las sobreimpresiones, fundidos encadenados, efectos pirotécnicos, planos con juegos de escalas… Allí, controlando las distancias y la luz natural, concibió y grabó toda su obra. Su frenética actividad, llegando a crear más de 50 películas en un año, se beneficiaba de su organizada disciplina de trabajo: a primera hora solía encargarse del diseño de los decorados; de 11 a 15 horas grababa en el estudio para aprovechar las horas más intensas de luz; a partir de las 15 horas se trasladaba a París para producir copias de lo filmado y encargarse de su distribución y venta; y a partir de las 20 horas acostumbraba a actuar en su teatro.

Melies_Exposicion_CaixaForum

Entre las piezas más llamativas de la exposición, una maqueta del considerado primer estudio cinematográfico.

Exposición Georges Méliès-La magia del cine (04)

Instantáneas en torno a la laboriosa preparación de distintos decorados del estudio. Cuando todo estaba listo, dos cámaras de 35 mm funcionaban de forma sincrónica para obtener dos negativos.

Fotogramas Melies

Además de historias de ficción, también grabó noticias reconstruidas e incluso publicidad, como acreditan los fotogramas de la izquierda de la imagen, pertenecientes a los filmes para el aperitivo Picon y para el biberón Robert.

Imaginación desbordante. En su corto “El melómano” (1903) aparece como un profesor de música que usa hilos telegráficos como pentagrama. Hasta siete veces pasó parte del negativo por dentro de la cámara para obtener las concisas sobreimpresiones finales que permitían contemplar un conjunto de idénticas cabezas formando las notas de los primeros compases del himno inglés.

Réplica exacta de la capa de mago, diseñada y confeccionada por Méliès, usada en el teatro Robert-Houdin y que también empleó en tres de sus películas: “Viaje a la luna”, “Eclipse de Sol en plenilunio” y “El soñador desvelado”.

-Melies - Muestra CaixaForum 08

Dibujo del propio autor de uno de sus cortos más celebrados: “El hombre de la cabeza de goma”, donde una cabeza se agiganta y se reduce con el truco de la sobreimpresión.

-Melies - Muestra CaixaForum 09

Como creador, le gustaba aparecer como actor en sus obras, a veces como protagonista y otras, como en esta ocasión, casi camuflado. Aquí se le ve a la derecha, entre dos hombres con bigote y bombín.

Con todo lujo de detalles representaba Méliès sus personajes antes de materializarlos e inmortalizarnos en sus rodajes, como ilustran los numerosos dibujos (fue un precursor del storyboard o guion gráfico) y maquetas que nos acompañan a lo largo de toda la muestra, que dedica un apartado especial a una de sus obras maestras: “Viaje a la luna” (1902), superproducción inspirada en Julio Verne, H.G. Wells y las atracciones de feria. Su casi cuarto de hora de duración, estructurado en 30 cuadros o escenas, sigue resultando en pleno siglo XXI todo un prodigio de ingenio narrativo, así que no cuesta mucho pensar el impacto que supondría en su estreno. Su éxito fulminante, con imágenes ya icónicas como la del cohete espacial incrustado en el ojo de la Luna, favorecería la proliferación de copias ilegales por todo el mundo, sobre todo en Estados Unidos, de modo que Georges envió allí a su hermano Gaston para proteger su derecho como autor, que fundó en Nueva York una sucursal de la productora Méliès Star Film.

Exposición Georges Méliès-La magia del cine (05)

Una réplica a tamaño natural del selenita imaginado por Méliès. En la foto parece complacido por el visionado del film que le hizo popular…

Pero en la recién nacida industria del séptimo arte otros paisanos competidores como Charles Pathé y Léon Gaumont empiezan a tomarle la delantera gracias a su masiva producción y a la imaginación y nuevas propuestas de realizadores como Ferdinand Zecca, Louis Feuillade y el turolense Segundo de Chomón. Los gustos del público estaban cambiando y aunque Méliès lo apostó todo en sus últimas obras, producidas en 1911 y 1912 por Pathé, no pudo evitar que resultaran un fracaso. La exposición exhibe fotos originales del estudio de Montreuil abandonado y de Méliès, tras su ruina financiera, retirado con su segunda esposa en una tienda de golosinas y juguetes en el vestíbulo de la estación de Montparnasse. Afortunadamente un periodista lo reconoció casualmente en 1926 y promovió su rescate del olvido.

Melies - Muestra CaixaForum- Dibujo Viaje a la Luna

La muestra comprende numerosos dibujos de Méliès donde anticipa visualmente con gran maestría su pieza cinematográfica más universal.

-Melies - Muestra CaixaForum 11-Melies - Muestra CaixaForum 16

La Gala Méliès, celebrada en la sala Pleyel en diciembre de 1929, rindió un merecido homenaje al padre del espectáculo cinematográfico y primer rey de los trucajes. En dicha gala pudieron proyectarse algunas de sus obras, recuperadas en copias o afortunados originales, ya que años antes, decepcionado por el ninguneo de sus colegas y del público, se desprendió de todos sus negativos y positivos, más de 500 títulos, fruto de dieciséis años de duro e intenso trabajo.

El cineasta norteamericano Martin Scorsese ha contribuido recientemente a devolver al gran público el brillo de este gran mago de los inicios del cine. Con ligeras variaciones de ficción, integra parte de la biografía de Méliès en su largometraje “La invención de Hugo” (Hugo, 2011). Las secuencias donde aparece se proyectan íntegras en el tramo final de la exposición. Scorsese, en agradecimiento a la Cinémathèque française, que le facilitó la documentación necesaria para su película, le donó un ejemplar del autómata que la protagoniza, dueño de la respuesta a un enigma que empieza a desvelarse cuando este traza solo, con pluma, el famosísimo dibujo identificado con “Viaje a la luna”, rubricado por su propio autor.

-Melies - Muestra CaixaForum 12
-Melies - Muestra CaixaForum 17

-Melies-Star Film

Logo de su productora. Una estrella que más tarde fagocitó Hollywood para su particular imaginería.

Una muestra extraordinaria como tributo a un polifacético creador cuyo legado sigue tan potente como el primer día, porque, como él mismo afirmó: “¿Quién puede vivir sin féerie, sin un poco de fantasía?”.

FeZ - Visita guiada Caixaforum Zaragoza - Kinojam

Los FeZasistentes, momentos antes de entrar a la visita guiada.

Si quieres leer más sobre esta exposición te recomendamos el reportaje de nuestro compañero Carlos Carreter.

Recordar también que sigue abierta, hasta el 31 de mayo, la 4ª edición del concurso de vídeos Participa Méliès, pudiendo cualquier persona demostrar su ingenio audiovisual, en un máximo de 3 minutos, inspirándose en alguno de los fantásticos trucos usados por el inventor de los efectos especiales.

Fotos de Alejandro Lambán, Ana Chao, Carmina AndreuCharlie Django, Kino, Luisa Lasheras, Rosa ToméAtmósferacine

 

Anuncios

3 pensamientos en “Exposición Georges Méliès, la magia del cine

  1. Magnífico reportaje. La exposición era fantástica, y lo mejor las proyecciones, pues yo no había visto casi nada de él. En cuanto a la película de Scorsese, me pareció maravillosa, ideal para una tarde de domingo y palomitas, visualmente es muy hermosa. Recomendable para amantes del cine y la magia.

  2. Me encantó la exposición y me ha encantado recordarla a través de este magnífico y completo resumen. Y totalmente de acuerdo: ¿quién puede vivir sin un poco de fantasía?

  3. Reblogueó esto en atmosferaciney comentado:

    Última semana para disfrutarla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s