Fotograf@s en Zaragoza

Somos un grupo de amantes de la fotografía ligados a Zaragoza, con el objetivo de compartir nuestras fotografías, conocimientos y experiencias y poder conocernos a través de quedadas. Todo el mundo es bienvenido sea cual sea tu nivel.

Luna lunera

4 comentarios

Imaginemos un motivo que nos inspire. Imaginemos que, además, nos inspire de mil maneras. Imaginemos que está ahí, todos los días, para nosotros, sin quejas, sin cansancio. Imaginemos que, aún siendo siempre igual, con el mismo vestido, con el mismo aspecto, se muestra de diferentes formas para nosotros. Y ya, puestos a imaginar, imaginemos (el colmo de los colmos) que no le hace falta iluminación, y que, oh milagro, nos da diferentes esquemas de iluminación por sus propios medios. Y además, destila magia, misterio… Yo no sé vosotros, pero yo… compro.

La palabra luna proviene del latín leuks-na, que viene a significar, acertadamente, “la que ilumina”. Nuestro único satélite natural, ejerce mucha, muchísima, influencia sobre nuestro planeta. No voy a explicar aquí (entre otras cosas porque tampoco llegué nunca a entender del todo lo del gradiente gravitatorio) el por qué de las mareas, tan solo que las provoca la gravedad que la luna ejerce sobre la tierra. Solo esto, ya es de una importancia extraordinaria para la tierra y sus ciclos. Existen teorías bastante plausibles de que, de alguna manera, gracias a la luna hay vida en el planeta: hace 3800 millones de años los rayos ultravioletas del sol provocaron las primeras moléculas de ARN en las charcas que las mareas dejaban en la tierra primigenia. Y esto, además, fue posible cuando, millones de años atrás, se formó la llamada “sopa de la vida” (nitrógeno, hidrógeno y carbono) tras el choque de otro planeta (¿Theia?) con el nuestro, que, a su vez, dio origen a nuestro satélite. Si esto es así, (y no lo digo yo, que lo dice John Sutherland) debemos mucho a la luna. Todo.

Pero además existen otro tipo de influencias, menos conocidas, de esta misteriosa compañera. Todos hemos oído hablar de sembrar en determinada fase lunar, o en podar, o en cortarse las uñas, o en cortarse el pelo… incluso se afirma que la luna llena nos dota de una energía especial, ya seamos animales o vegetales. La historia de muchas civilizaciones va de la mano de la magia y el misterio de la luna. La literatura está llena de historias de todo tipo en torno a ella. También es cierto que cuanto más sabemos de ella, más nos atraen sus curiosidades Por ejemplo, aunque hace miles de años se encontraba mucho más cerca de la tierra (imaginaros las mareas que provocaría), cada año se aleja de nosotros 3,78cm, lo que significa que tarde o temprano dejará de tener influencia sobre nosotros y eso será nefasto para la vida en la tierra. Otra curiosidad: la luna es 400 veces más pequeña que el sol, pero al encontrarse 400 veces más cerca, hace que la veamos del mismo tamaño, y esto hace posible el fenómeno de los eclipses. Otra más: ¿os imagináis dos lunas en el cielo?… pues hay científicos que defienden que las hubo hace millones de años y que posteriormente se fusionaron en una sola, eso explicaría la diferencia de sus dos caras.

Dieciocho humanos han llegado a la luna, aunque solo 12 de ellos la han pisado. La primera vez fue en 1969 y la última en 1972. Que no se haya vuelto a pisar desde hace tantos años, probablemente, sea por su escaso potencial mineral. La superficie de la luna, de color gris, esta formada por un fino sedimento producto de los impactos de meteoritos sobre su superficie. Su textura es muy parecida a la de la nieve. No existen vientos en su superficie, ni tampoco puede viajar el sonido, por lo que es imposible oír nada, todo ello debido a su atmósfera. No existe un cielo azul, sino negro y las temperaturas varían desde unos 115º centígrados cuando el sol le da de lleno, a los 150º centígrados bajo cero, en la noche lunar.

Sea como sea, la luna despierta en los fotógrafos ese instinto creativo que nos alimenta. Una vez superado su hechizo y decididos a sacarle partido, y ante un elemento que muestra siempre la misma cara, hemos de buscar ese plus que hace de la fotografía algo distinto, especial, atractivo. Ella nos mostrará sus distintas puestas en escena: luna llena, menguante, creciente, nueva, super-luna, luna roja, eclipse… y nosotros haremos el resto, con supersticiones o sin ellas.

~ ~ ~

Fotografías de: Javier Puyó, Guillermo Lasheras, Jesús Celma, Hector Izquierdo, anov1812, Alejandro Lambán,

Pili Rubio, Carlos Alonso, mallatesta

 

Anuncios

Autor: Alejandro Lambán Herrero

Aragonés. Amante de la fotografía, de la charla entre amigos, de la vida tranquila... Siempre intentando aprender.

4 pensamientos en “Luna lunera

  1. Felicidades por la entrada Alejandro. Realmente interesante y, como bien dices, referida a un tema que nos aporta inspiración, iluminación y grandes posibilidades fotográficas. Yo hasta ahora no me he atrevido demasiado con capturas de la luna pero ahora que voy a tener mas tiempo me lo pongo como uno de los retos pendientes. Sobretodo después de ver esa selección de grandes fotografías de algunos de nuestros compañeros.

  2. Unas fotos muy bonitas de mi tierra, también soy de Zaragoza. Un saludo

  3. Felicidades Alejandro. Excelente relato de la luna. Ya se un poco más de lo mucho que tengo que aprender. Gracias

  4. ¡Qué fotografías!
    y cuánta ¡Sabiduría!!!
    Ay, la luna, que
    nos anima a la poesía…

    Y ahora en serio, no sabía que había llegado “tanta” gente a la luna y qué razón tienes, si hubieran visto negocio, ya habría hasta Mcdonals 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s