Fotograf@s en Zaragoza

Somos un grupo de amantes de la fotografía ligados a Zaragoza, con el objetivo de compartir nuestras fotografías, conocimientos y experiencias y poder conocernos a través de quedadas. Todo el mundo es bienvenido sea cual sea tu nivel.

El padre Ebro y la Aljafería

Deja un comentario

“Qué hermoso sería construir en este vergel el alcázar más bonito jamás construido: estucados de pórfido y nácar, hermosas fuentes, altas torres, suelos de mármol, zócalos de alabastro, techos de oro, yeserías de los mejores maestros, limoneros con la mejor alberca del mundo…”

Cuenta la leyenda que Aben Alfaje se encontraba en el paraje llamado Al-musara de la ciudad de Saraqusta, rodeado de campos, huertas y soto de ribera, cuando estos pensamientos rondaron por su cabeza. Cerraba el día y llegaba la noche de luna llena cuando, junto al plateado río, el rey moro escuchó susurrar su nombre. Al volverse, un anciano de barba blanca, vestido con toga de lana blanca, corona de algas, caracola en mano, le observaba desde un peñasco a orilla del río. ¿Qué se le ofrece, anciano? preguntó el rey moro. El anciano se presentó como el Padre Ebro y, conocedor de su deseo, ofreció al noble árabe un trato muy singular: “yo haré realidad tus deseos a cambio de tu esclava favorita”. Dámelos y es tuya, exclamó sin dudarlo Aben Alfaje. Despertó el rey a la mañana siguiente, aturdido y convencido de haber tenido un extraño sueño. Cual sería su sorpresa al descubrirse tendido en una rica cama otomana, envuelto en sábanas de seda, alfombras persas a sus pies y vajillas de oro en sus armarios. Todo ello entre los muros del maravilloso castillo que había deseado, entre las huertas y campos que tanto le habían maravillado la tarde anterior. Era tal el gozo y la felicidad que sintió a partir de aquel día que no reparó siquiera en la misteriosa desaparición de la bella Hanifa, la favorita de su harén. En días de mucho cierzo, todavía hoy, hay quien oye, entre los sotos de sus orillas, como el Ebro llama a su amada Hanifa.

____________________________________________

«¡Oh Qasr al-Surur (palacio de la alegría), oh Salón de Oro! Gracias a vosotros he alcanzado la culminación de mis deseos. Aunque no tuviera mi reino ninguna otra cosa, serían para mí todo lo que yo pudiese anhelar».

____________________________________________



Fotografías de:

Victor Usieto . Javier Puyó Tineo . Juanedc . Carmina Andreu . Ana Cosculluela . Conchita Romance

Anuncios

Autor: Alejandro Lambán Herrero

Aragonés. Amante de la fotografía, de la charla entre amigos, de la vida tranquila... Siempre intentando aprender.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s