Fotograf@s en Zaragoza

Somos un grupo de amantes de la fotografía ligados a Zaragoza, con el objetivo de compartir nuestras fotografías, conocimientos y experiencias y poder conocernos a través de quedadas. Todo el mundo es bienvenido sea cual sea tu nivel.

Destino: Estocolmo

3 comentarios

La cuna de los Premios Nobel, Estocolmo, es el fiel reflejo de la forma de vida de la sociedad sueca.  Hablar de Estocolmo es hablar de cultura, de seguridad, de educación y de amor por la naturaleza.  Es hablar de la historia nórdica.   Es hablar de una ciudad plural y abierta al mundo.

Estocolmo es el principal centro económico y financiero del país. Tienen su base en esta ciudad algunas de las mejores empresas tecnológicas del mundo. Además de ser la sede del gobierno central, el tribunal supremo y del parlamento del país escandinavo, sus más de dos millones de habitantes gozan de un nivel de vida comparable con pocas ciudades y su nivel cultural es extraordinario.

Pero si en algo destaca Estocolmo es en la belleza de sus edificios, en su cuidado medio ambiente y en el agua limpia de sus canales. Sus habitantes representan a la perfección los valores del llamado espíritu nórdico.  Un espíritu cosmopolita que defiende su propia riqueza cultural, que hereda, generación tras generación, el amor a la naturaleza, que valora el orden en cualquier de sus ámbitos vitales, que ofrece y exige la igualdad entre personas y que hace gala de su confort desenfadado.

Hoy viajamos a esta maravillosa ciudad para descubrir algunos de sus encantos. “Ha en goda att resa “

Uno de los atractivos fotográficos de Estocolmo es el Stockholms slott, o Palacio Real, la residencia oficiosa (la residencia privada es el Palacio de Drottningholm) de la familia real Sueca.  Situada en la zona noble de la ciudad, el Gamla Stan, el principal cometido de este magnífico edificio es ser el despacho de representación del Rey, como jefe del estado.

El Gamla Stan (la ciudad vieja) es el casco antiguo de Estocolmo.  Testigo de innumerables hechos históricos del pasado Sueco, es su origen como ciudad destinada a ser la capital del país vikingo. En la actualidad es un barrio muy visitado por los turistas gracias a la cantidad de edificios históricos y religiosos que hunden sus cimientos en él.  Pasear por sus calles, de ambiente medieval y renacentista, es una delicia. En Stortorget, o Plaza Mayor, se puede ir de compras en sus numerosos y pintorescos comercios.  Como curiosidad algo une nuestra histórica gran Corona de Aragón con este barrio-isla de Estocolmo: San Jorge matando al dragón tiene una estatua allí.

El centro de la ciudad ofrece un aspecto moderno frente al aspecto más antiguo de la zona de Gamla Stan.  La plaza de Sergel es el centro de toda actividad social, lúdica y política.

Otro de los símbolos de la ciudad es el ascensor de Katarina, un elemento meramente turístico.

El ayuntamiento no es el típico edificio que pudieramos esperar.  Obra del arquitecto Ragnar Östberg, es todo un símbolo de romanticismo nacional sueco. Si su exterior, a orillas del lago Mälar, es llamativo, no lo es menos su interior.  Destaca el salón azul, donde tiene lugar la cena de celebración de los Premios Nobel, y el salón dorado donde varios mosaicos, compuestos por más de dieciocho millones de teselas, cuentan la historia del país.  Otro detalle digno de ser visto, la techumbre del salón de plenos.

Recorrer las calles de la ciudad, moviéndose en los maravillosos antiguos tranvías que las surcan, es descubrir bellos edificios del ya comentado estilo romántico nacional sueco, como, entre otros, la sede del periódico Aftonbladet (“la hoja de la tarde”), el más vendido del país.

En un país cuya temperatura máxima en verano es de 17º y en invierno de -3º no es de extrañar que haya una gran diferencia en la forma de vida de una estación a otra.  El tiempo libre de nuestros vecinos del norte, en invierno está dedicado a reuniones en casa, visitas al teatro, cines, cafés o eventos deportivos.  Es en verano cuando se aprovechan las mejores condiciones climatológicas para salir más al campo, tomar el sol y gozar de la vida al aire libre.

Un pequeño paseo por la nórdica Estocolmo.  Una ciudad en la que te sentirás uno más, en la que descubrirás una cultura y una forma de vida bastante distinta a la mediterránea, una ciudad donde la educación, en todos sus significados, se siente en todas sus calles.  ¿Todavía dudas de que sea una ciudad apta para tu cámara?

Gracias a nuestro compañero Carlos Carreter, por dejarnos ilustrar este pequeño paseo por Estocolmo con algunas de sus magníficas fotografías.

EquipoFeZ

Anuncios

3 pensamientos en “Destino: Estocolmo

  1. Un poquico me toca la moral este artículo ahora, dos semanas después de tener que suspender mi segunda visita a la capital sueca por temas familiares… pero bien.

  2. Buen reportaje de esa bonita ciudad que es Estocolmo. Gracias Carlos por las fotografías.

  3. Me ha encantado, ahora mismico me iba yo para esas tierras tan frescas… 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s