Fotograf@s en Zaragoza

Somos un grupo de amantes de la fotografía ligados a Zaragoza, con el objetivo de compartir nuestras fotografías, conocimientos y experiencias y poder conocernos a través de quedadas. Todo el mundo es bienvenido sea cual sea tu nivel.

Rincones: museo Pablo Serrano

1 comentario

Nos paramos  delante de él y observamos. Observamos y comparamos con lo que hay alrededor.  Contraste.  Es la primera idea que viene a la mente.  La segunda, atracción. Curiosidad. Asombro.  Seguramente, si nos quedáramos más rato mirándolo, sentiríamos alguna emoción más. Desde luego no cabe la indiferencia.  No pasa desapercibido.  Es el edificio que alberga el Instituto Aragonés de Arte y Cultura Contemporáneos.   Es el museo Pablo Serrano.

Nos  acercamos  a él.  El edificio es un filón fotográfico, tanto en su exterior como en su interior. Su exterior muestra muy claramente las diferentes reformas que ha sufrido desde sus inicios.  La parte más antigua del conjunto, se remonta a principios del siglo pasado.   Fue el arquitecto Juan Bravo quien diseña  un edificio, con el estilo de la arquitectura industrial aragonesa de entonces.  Formará parte del conjunto del hogar Pignatelli.  Allí se ubicará la escuela de carpintería y otros oficios.

“arte moderno” de Bardaxi

Su segunda fase de remodelación empieza en 1987, de la mano del arquitecto José Manuel Pérez Latorre.  El resultado final de estas obras ya presenta un gran contraste entre el edificio antiguo, de ladrillo, y la parte nueva, toda de hormigón, y con unas líneas que dotan a la fachada principal de volumen y personalidad.  Pasarían ocho años, desde que se inicia el proyecto, hasta que se inaugura el museo como tal.

Ya en el año 2007, y gracias a la apuesta del Gobierno de Aragón, comienzan las obras que dotan al museo de su aspecto actual.  Tras cuatro años de obras, el resultado es un edificio moderno, impactante, asombroso.  Muy en la línea de las construcciones de los nuevos “gurús” de estilo urbanístico.

“museo Pablo Serrano” de Rosa Tomé

Echamos un último vistazo a su exterior, antes de entrar.  Podrá gustar o podrá no gustar, pero lo que es indudable es que es un conjunto extraordinario.  Ya en su interior, la impresión, en menor medida, es muy parecida.  La sensación de ir descubriendo nuevos espacios es continua conforme recorremos sus instalaciones.  Líneas puras de materiales limpios es la norma.  Lo sencillo hecho volumen.  Los nuevos materiales al servicio de la arquitectura social.

“museo Pablo Serrano” de Miguel Angel Tremps

Recorrer sus plantas es seguir admirando, no solo los espacios dedicados exclusivamente a exposiciones, también sus accesos, escaleras, ascensores, antesalas, descansillos… todo parece de una belleza compositiva digna de ser fotografiada.  Es difícil resistirse a la tentación de usar la cámara, aunque… seguramente ni lo intentamos.

“museo Pablo Serrano” de Miguel Angel Tremps

“museo Pablo Serrano” de Fernando Soguero

“ascensor” de Juanedc

Pero no solo el continente es digno de ser visitado.  El contenido es lo importante.  Exposiciones de fotografía, de pintura, de escultura….  La mayoría con buena crítica (alguna de ellas, sobre todo de fotografía, las hemos podido mirar y disfrutar).  Seguramente estaremos de acuerdo en que pocos sitios “lucen” tanto las obras de arte como este “envoltorio”.

“en el museo” de Beatriz Pitarch

“exposición” de A..L..H

“museo romántico” de A..L..H

El museo se inició con la colección de obras de Pablo Serrano, pero actualmente cuenta con diferentes colecciones y fondos documentales: colección Juana Francés, colección Escolano y colección del Gobierno de Aragón.  Todas ellas suman más de 3ooo obras en diferentes soportes.  Y seguramente irán en aumento, puesto que la apuesta por el arte contemporáneo es más que decidida.

Cuenta el museo también con una biblioteca, cuya temática es el arte contemporáneo, como no podría ser de otra forma, con más de 10000 publicaciones de todo tipo, lo que la convierte en la más importante de este tipo en todo Aragón.  Como Instituto Aragonés del arte y cultura contemporánea, lleva a cabo una serie de actividades que  van desde convocatorias de becas, visitas guiadas o actividades didácticas para educación infantil y primaria.

“campo de batalla” de Jesús Celma

Otro de los atractivos que descubrimos en el museo es su azotea, que permite ver Zaragoza desde un punto de vista poco habitual.

“panorámica de Zaragoza” de Miguel Marqueta

Por todo ello:  por la espectacularidad de su edificio, por su contenido cultural y artístico y por su actividad en torno al arte y la cultura, el IAACC Pablo Serrano es una de las instituciones más importantes de Aragón en materia de cultura.

Acabamos nuestra visita entusiasmados por lo que hemos visto y por lo que nos llevamos en nuestra tarjeta de memoria (la digital y la mental).  Salimos convencidos de que volveremos una y mil veces a este extraordinario museo.  Iremos a ver sus exposiciones, o esa será la excusa.  Mientras tanto podremos disfrutar de vuestras fotografías del lugar y de las distintas formas de ver este edificio.

Agradecer a nuestros compañeros por la cesión de las imágenes que ilustran este artículo.

Bardaxi   Rosa Tomé   Miguel Angel Tremps   Fernando Soguero   Juanedc   Beatriz Pitarch   A..L..H   Jesús Celma  Miguel Marqueta

EquipoFeZ

Anuncios

Un pensamiento en “Rincones: museo Pablo Serrano

  1. Excelentes fotografías para ilustrar este espacio expositivo de arquitectura tan singular. Desde luego que merece ser visitado repetidamente, tanto por sus interesantes contenidos como por su recinto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s