Fotograf@s en Zaragoza

Somos un grupo de amantes de la fotografía ligados a Zaragoza, con el objetivo de compartir nuestras fotografías, conocimientos y experiencias y poder conocernos a través de quedadas. Todo el mundo es bienvenido sea cual sea tu nivel.

El cumpleaños de una dama (de hierro)

8 comentarios

París está de fiesta. Este año (2014) es el 125 cumpleaños de la torre Eiffel, todo un símbolo universal de la ciudad de la luz y del amor. ¿Quién no sueña con descubrirla o visitarla una vez más? Nosotros si. De momento le rendimos un pequeño y humilde homenaje por medio, como siempre, de las extraordinarias fotografías de nuestros compañeros.

La torre se yergue orgullosa sobre los edificios de la populosa y, seguramente, mas bella ciudad del mundo. Todo lo que la rodea es extraordinario: su entorno, su historia, sus cifras. Situada a orillas del río Sena, la torre eleva sus 325 metros al cielo y asienta sus más de diez mil toneladas en los jardines de los Campos de Marte. Sus más de 18000 piezas metálicas están ensambladas por más de dos millones y medio de remaches y para subir a su cima habría que subir 1662 escalones si no hubiera ascensores. Cifras asombrosas.

La “dama de hierro francesa” fue inaugurada en 1889 después de veinticuatro intensos meses de construcción de la mano del arquitecto Gustave Eiffel. Lo cierto es que la torre más visitada del mundo podría estar ubicada en Barcelona, ciudad a la que fue propuesta su construcción antes que París, pero la ciudad española desechó la idea.

Su construcción se concibió como la principal atracción de la Exposición Universal con motivo del centenario de la Revolución Francesa. Doscientos cincuenta trabajadores a pie de obra hicieron falta para crear desde cero esta, en su época, fastuosa obra.

Desprestigiada y criticada en el ámbito artístico del momento, tras su inauguración fue todo un éxito en la sociedad parísina. Su vida estimada era de 20 años, pasados los cuales se derribaría. Es obvio que fue tal el impacto en la vida de París, que se apostó por su permanencia a lo largo del tiempo (sobre todo pesó la opinión de la armada francesa, ya que su altura ofrecía un punto privilegiado para las comunicaciones militares).

Hoy en día es el símbolo innegable de la bella ciudad del amor. Pero la torre nos tiene preparada una sorpresa más: la noche. La iluminación que ofrece en la noche es todo un espectáculo y todo un lujo para los fotógrafos. Incluso si se tiene la oportunidad de subir arriba del todo al anochecer, las vistas de París iluminada son maravillosas.

Aunque su cuerpo es de hierro, tornillos, remaches y chapas, su alma es la de la ciudad en la que ancla sus raices: bebe del encanto del río Sena y sus bateau-mouche, respira del dulce aroma de sus jardines, se deja llevar por la sensualidad del hablar francés, se empapa del glamour de su moda… Pura esencia parisina.

Rick Blaine en “Casablanca” hizo inmortal la frase“siempre tendremos París”. Nosotros la parafraseamos para decir “Siempre nos quedará la tour Eiffel”. Hoy, con más motivo.

EquipoFeZ

Nuestro eterno agradecimiento a los autores de las fotografías que ilustran este breve homenaje a la Torre Eiffel:

Asier Villafranca ~ Ramon Aranceta ~ Juanedc ~ Hernando Medina ~ Charli52 ~ Anvica ~ Carlos Carreter

Sator Arepo ~ Inma Salas ~ Parisinita

Anuncios

Autor: Alejandro Lambán Herrero

Aragonés. Amante de la fotografía, de la charla entre amigos, de la vida tranquila... Siempre intentando aprender.

8 pensamientos en “El cumpleaños de una dama (de hierro)

  1. Qué cosas. La primera vez que estuve en París, se celebraba su primer centenario. Tengo que buscar alguna foto de entonces con las letras en neón que lo indicaban.

  2. Estuve cuando tenía 12 años con mis hemanos y mi madre, aprovechando un viaje en tren con escala en Paris al mudarnos de Saint Quentin a Montpellier.
    No subimos al tercer y mas alto piso, pero ya en el segundo las vistas eran una delicia.
    Con doce años es impresionante pero creo que para uno ya “mayor” puede serlo mas todavía y mas teniendo en cuanta todo lo que nos cuenta Alejandro, el tiempo, la mano de obra, el material que hicieron falta para hacer realidad ese proyecto.
    Volvi a sus pies hace casi 2 años, con poco tiempo y sin poder subirme a sus faldas, pero uno a sus pies y levantando la cabeza se emociona… Bueno, me emocione. Que uno no es de hierro, tiene recuerdos y … es francés 🙂

    Gracias Alejandro por tu articulo.

    • Gracias a París por darnos un motivo más para amarla. Yo solo he estado una vez en París, y pude subir arriba del todo de la torre Eiffel: espectacular. Creo que visitar París marcó un antes y un después en mis preferencias de viajes (yo solo buscaba naturaleza en mis viajes) Estoy seguro que, tarde o temprano, volveré.

      Yo no soy francés, pero también me emociona disfrutar esa obra de ingeniería, todo un símbolo.

  3. El dato de Barcelona lo desconocía. Me he mareado un poco con las cifras, digiero mal los números y a la tercera cifra no sé de qué me están hablando jaja así que he decidido memorizar sólo los metros de altura (325) como dato técnico, y disfrutar con todas las fotos que habéis puesto como dato visual 😉
    (lo de la ciudad del amor que se lo pregunten a Francois Holland …. jeje)

  4. ejjejeej Sandrika!
    Y a Sarkozy, y a Mitterrand 🙂

  5. Mi estancia en París fue muy corta, cuatro días. Así que necesito repetir con algo más de tiempo.

    Precioso homenaje a la gran “Dama de hierro”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s