Fotograf@s en Zaragoza

Somos un grupo de amantes de la fotografía ligados a Zaragoza, con el objetivo de compartir nuestras fotografías, conocimientos y experiencias y poder conocernos a través de quedadas. Todo el mundo es bienvenido sea cual sea tu nivel.

¿Dulce y blanca Navidad?

11 comentarios

“Feliz Navidad – Merry Christmas” – Foto de Kinojam

Navidad, mucho más que unos días de conmemoración y un periodo festivo: tiempo de confraternización, de reencuentros, de añoranzas… Si relacionáramos las evocaciones subjetivas ligadas a estas fechas, seguro que resultaría una lista variopinta y diversa. Porque la Navidad cabe verla como un espacio mental que cada persona siente según sus experiencias.

Como lugar de cine, la Navidad ha ocupado el protagonismo de numerosas historias que también la han sabido mostrar desde muy distintas ópticas. Recordaremos cinco de ellas.

Éranse cinco historias ambientadas en unas Navidades muy diversas…

¡QUÉ BELLO ES VIVIR!

“Qué bello es vivir, un mensaje no solo para Navidad” – Foto de Fénix.707

Si el espíritu de esperanza, buenos deseos y sentimientos propios de esta época tuviese que resumirse en un título cinematográfico, sería, sin duda, “¡Qué bello es vivir!” (It´s a wonderful life, 1946), el film favorito de su director, Frank Capra, y un clásico indiscutible de popularidad mundial gracias a su presencia constante en las programaciones televisivas navideñas. Inspirado su guion en el relato corto “The greatest gift” (El mayor don), curiosamente su autor Philip Van Doren Stern, ante la dificultad inicial de encontrar editor que se lo publicara, lo remitió a sus amigos como felicitación de Navidad en diciembre de 1943.

En pleno siglo XXI, la historia de George Bailey (James Stewart), frustrado suicida en la noche víspera de Navidad al que un singular ángel llamado Clarence (Henry Travers) le devolverá la ilusión por la vida haciéndole ver qué hubiera sido de su entorno si él no hubiera nacido, sigue siendo una de las más emocionantes y entrañables películas sobre el valor de la generosidad y la fidelidad a tus seres queridos, así como un brindis al poder de la amistad y de la familia en momentos difíciles. En definitiva, un argumento que contiene un mensaje no solo para Navidad.

La fuerza del hogar y del calor de los suyos serán claves en la recuperación de la confianza del personaje de George Bailey. “Home sweet home” – Foto de Conchita2010

PLÁCIDO

El humilde Plácido vive durante toda la tarde-noche de Nochebuena pendiente de conseguir pagar una letra de su motocarro para no quedarse sin su medio de trabajo. La universal angustia vital provocada por la escasez económica… “Hard times” – Foto de Conchita2010

En las antípodas del largometraje de Capra, nuestro gran Luis García-Berlanga, de talante escéptico e irónico, nos regalará en “Plácido” una de las comedias más corrosivas sobre la naturaleza del ser humano. Con la excusa de contarnos el devenir de una campaña de caridad concretada en la cena de Nochebuena: “siente a un pobre a su mesa”, asistiremos a una trama coral, con uno de los mejores repartos patrios, donde prima el juego de las apariencias y el sacar la mejor tajada se esté en un estrato social u otro. Los burgueses del lugar no querrán irse de la subasta popular sin llevarse un “trofeo” que mida su valía (impagable el comentario de la señora Galán, de gran alcurnia, al notario: “¿A usted qué le ha tocado, anciano del asilo o pobre de la calle?”), pero tampoco Plácido (Cassen), humilde conductor del motocarro donde va instalada la megafonía que anuncia la campaña, resultará, al final, un personaje ejemplar. Un retrato esperpéntico de cierta sociedad española que consiguió, entre otros reconocimientos, ser nominado al Óscar a mejor película extranjera. Hasta el villancico que suena en la escena final tiene su guasa…

Los pobres y ancianos de la ciudad de provincias donde se ambienta “Plácido” serán “agasajados” por los pudientes del lugar sentándolos a su mesa en Nochebuena, lo que Berlanga aprovechará para desplegar toda su ironía. “Navidad 2013” – Foto de Cadiyo

EL DÍA DE LA BESTIA

Pasar por este tramo de la Gran Vía madrileña habiendo visto el provocador film de Álex de la Iglesia remite, sin querer, a una de sus escenas más recordadas, la de los protagonistas suspendidos en el luminoso de la marca de bebidas… En el citado largometraje sus personajes principales recibían un mensaje un tanto peculiar: “Esto no es un juego”. Curiosamente, esa misma frase es eje central del reciente film: “El juego de Ender”. “Supervivientes” – Foto de Fénix.707

Seguiremos con el humor negro, negrísimo, de otro director español, Álex de la Iglesia, no en vano admirador de Berlanga, al que le dedicó, al fallecer este, un obituario donde reconocía que “Plácido” le cambió la vida. Iconoclasta y provocador, este cineasta rompió moldes en 1995 con otra historia ambientada en una Nochebuena muy alejada de la armonía con la que se nos mostraba habitualmente. Y es que en “El día de la bestia”, un sacerdote encarnado por Álex Angulo se erige en una especie de Quijote moderno creyéndose en la responsabilidad de impedir el nacimiento del Anticristo, que ha descubierto tendrá lugar en Madrid ese 25 de diciembre. Ayudado por un joven heavy metal a modo de particular Sancho Panza (Santiago Segura en uno de sus papeles más hilarantes) y, en última instancia, por un profesor de ciencias ocultas (el italiano Armando de Razza), vivirán toda clase de aventuras en una acción trepidante por las calles madrileñas.

Convertido enseguida en film de culto, arrasando en los Premios Goya, donde se llevó seis, incluyendo los de mejor director y actor revelación, aprovecha al máximo la fotogenia urbana dándole un protagonismo singular. Ya es mítica la secuencia en el luminoso comercial de neón del Edificio Carrión o Edificio Capitol, ubicado en el tramo de la Gran Vía junto a la Plaza Callao; si bien se rodó en una reproducción en estudio a escala real. Sin olvidar el enorme “portal” donde descubren los protagonistas va a nacer el maligno, todo un símbolo del capitalismo más feroz…

Álex de la Iglesia aprovechó este emblemático paisaje urbano madrileño para el clímax final de la alocada búsqueda de sus protagonistas… “Torres Kio-Madrid”. Foto de Fénix.707

PESADILLA ANTES DE NAVIDAD

Cuenta Tim Burton que la idea del film le surgió cuando vio en un escaparate urbano que retiraban la decoración de Halloween y comenzaban a colocar motivos navideños. Y es que el mundo comercial no deja que se le escape ninguna festividad… “Halloween” – Foto de Miguel Marqueta

Cada fiesta suele contar con una iconografía propia que la identifica.  Pero ¿y si alguien nos obligara a cambiar nuestra decoración especial de estos días, por ejemplo, colgando calaveras en el árbol navideño y sustituyendo las figuras costumbristas del Belén por siluetas fantasmales y tenebrosas? Jack Skellington, el Rey Calabaza, superado por la rutina como Señor de la Ciudad de Halloween, se siente cansado de preparar, año tras año, los mismos sustos y sorpresas terroríficas para la festividad que lidera. Casualmente, paseando por el bosque, descubre un día un acceso que le transporta a la Ciudad de Navidad, que le deslumbra por su animación y colorido. Decide, entonces, renovarse y asumir el control de esa celebración secuestrando y usurpando a Santa Claus; solo que su reinterpretación de la misma, algo macabra, no tendrá el éxito por él esperado…

Dirigida en 1993 por Henry Selick y producida e ideada por Tim Burton, esta fantasía protagonizada por marionetas animadas por el método tradicional stop motion, sigue resonando hoy como un gótico cuento musical con una legión propia de seguidores.

“The nightmare before Christmas” continúa generando cuantiosos ingresos gracias a la comercialización de todo tipo de figuras, objetos y accesorios que la recuerdan. En la imagen, una recreación de Jack Skellington y de su enamorada Sally en la edición madrileña Expocómic 2011. “Pesadilla” – Foto de Tabaré Neira

 DE ILUSIÓN TAMBIÉN SE VIVE

En nuestra tradición navideña, junto a los Reyes Magos, Papá Noel convive ya como uno más con su aspecto de anciano barbudo y bonachón. “Papá Noel” – Foto de Nati Almao

Doris (Maureen O’Hara), ejecutiva de los grandes almacenes neoyorkinos Macy’s, está al frente de la organización de su tradicional desfile navideño. A última hora se ve obligada a contratar como Papá Noel al anciano Kris Kringle (Edmund Gwenn, que años después actuaría a las órdenes de Berlanga en “Calabuch”). De forma sorpresiva, este se declara el auténtico Santa Claus, resultando tan convincente con su encantador y generoso comportamiento que pronto provocará una auténtica revolución incluso en todos los comercios de la ciudad. Lo mejor, el cambio que motivará en Susan, la pequeña hija de Doris, que esta educaba en el pragmatismo sin atisbo de idealismo alguno. La despierta Susan (encarnada por una jovencísima Natalie Wood), gracias a la influencia del simpático Kris, descubrirá que la imaginación y la fantasía, además de útiles, hacen que la vida sea mucho más divertida.

Miracle on 34th Street”, dirección de los citados almacenes Macy’s y titulada en España “De ilusión también se vive”, fue dirigida en 1947 por George Seaton (existe otra versión de 1994) y ganó tres premios Óscar, en las categorías de mejor argumento, mejor guion adaptado y mejor actor de reparto. Junto a la película de Capra, resulta otra deliciosa historia con toques de realismo mágico que muchos incluímos entre nuestras favoritas para estas fechas. Y es que los cuentos con final feliz son un saludable alimento a cualquier edad y en todo momento.

Frente al surtido de posibilidades, la espera ante qué sorpresa nos deparará la mañana del 25 de diciembre y la del 6 de enero… “Queridos Reyes Magos…” – Foto de Sandra Bazan

El cineasta José Luis Garci escribió en su libro “Morir de cine” que la Navidad es como una quinta estación que no aparece en los calendarios pero que todos llevamos dentro, y llegaba a la conclusión de que quizás la Navidad fuera, sencillamente, nuestra infancia. Quizás tenía razón: la creencia en la magia de un mundo donde los sueños pueden hacerse realidad va unida, casi siempre, a nuestros primeros años. Si bien, aunque el tiempo nos haga perder nuestra inicial ingenuidad, el niño o niña que fuimos debería conservar su rincón en nuestro corazón. Para seguir mirando con sorpresa e interés lo que se nos ofrece alrededor, para seguir manteniéndonos expectantes ante el regalo de cada nuevo día y sus muchas oportunidades.

Foto de Miguel Ángel Riazuelo

¡Que la ilusión e interés nos acompañen en este fin de fiestas

y a lo largo de todo el 2014!

¡Feliz nuevo año!

Anuncios

11 pensamientos en “¿Dulce y blanca Navidad?

  1. Precioso artículo de la Navidad. Si, es cierto, la Navidad ha dado mucho juego en el cine y es lógico. Es un periodo en el que se mezclan muchos sentimientos y se depositan muchas ilusiones. Me sumo a ese deseo final de que la ilusión y el interés nos acompañen en 2014 y…siempre. Excelente Ana
    La foto que cierra el artículo, con Jorge Riazuelo, no puede estar mejor elegida

  2. Que bien escribes Ana…… que bien lo cuentas y cuánta cultura cinematográfica tienes. Me encantas

  3. Fantástico articulo, la Navidad ha dado mucho de si en el cine, con mucho exito y tambien en la tele, reponiendo todos los años las mismas peliculas.
    Felicidades
    Nati Almao

  4. Reblogueó esto en atmosferaciney comentado:

    Érase un deseo para 2014 dedicado a todos los lectores del blog y precedido del recuerdo de cinco películas ambientadas en Navidades muy diversas… ¡Feliz fin de fiestas y a por un año nuevo “de película”! 😉

  5. Gran artículo Ana. Conociéndote, me hago a la idea del tiempo y cariño que le has prestado a este post. Y te animo a seguir. Da gusto leerte. Gracias por abrir esa ventanita del corazón, que amanece a nuestro yo infantil, de la mano de este recorrido cinematográfico.

  6. Me ha encantado el artículo. Has nombrado películas que ya ni me acordaba y que haré lo que pueda por volver a ver. Un precioso momento nostálgico. Gracias. Belén.

  7. ¡Muchas gracias por vuestras visitas y comentarios! ¡Y muchas gracias a los autores de las fotos que ilustran esta entrada! 🙂

    La ilusión del día a día se nutre de pequeñas grandes cosas. Que el cine y la fotografía nos resulten estimulante energía para protagonizar nuestra memorable película personal del 2014.

  8. Con facilidad las películas de la “navided” resultan empalagosas, ñoñas y diabetógenas,… menos mal que tenemos a Ana para llevarnos por el buen camino. Me quedo con Plácido y Pesadilla antes de Navidad. Y cualquiera en la que salga Maureen O’Hara.

  9. Muchas gracias Ana, una magnífica entrada y muy bien ilustrada.

  10. Muy buen trabajo Ana. Gracias por compartirlo y poder pasar un buen rato de tu mano recordando los tiempos que el cine era prioridad para todo, también en la Navidad, ahora las prisas para poder llegar a todo nos hacen no poder disfrutar a pleno rendimiento de algunas cosas que antes nos llenaban la vida.
    Recordarlas ha sido un placer.

  11. Qué bien escribe esta chica …. Maravilloso artículo.
    Plácido es una obra maestra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s